domingo, 14 de junio de 2009

Cosas De La Vida


Por ignorar a la razón el corazón me traiciono, busque en las calles mas oscuras de la ciudad buscándote, pero solo encuentro la necesidad de estar a tu lado, lloro en silencio mi soledad, maldita soledad que me quema por dentro y se funde con mi ardor pasional, volviéndome loco sin saber ya lo que siento.
Fría necesidad de abrazarte y doloroso es el rechazo, fuga de pensamientos que revolotean a mi alrededor haciéndome dudar sobre mi existencia. Triste miseria que me hace escribir mis sentimientos, que fluyen con la música punk que escucho en mi habitáculo.
Derroche de ideas que quebrantan la cabeza mas pulida de sentimientos nobles. Típica expresión de no querer saber nada, y a la vez saberlo todo.
Miro tus ojos y veo las puertas de la felicidad, donde se reflejan mis ojos mostrando los pozos de la ansiedad que me provoca tu presencia, presencia de pureza que se manifiesta de la manera mas solemne.
Noches en vela conversando sobre la vida, ritual de la existencia que mirándolo desde fuera me hace sentir la necesidad de tener y querer formar parte de esos cultos, que enriquecen la biblioteca de mi cerebro, y sobre todo lo agradable de sentirme a tu lado.
Luchar es mi destino, y con la mirada fija en el horizonte, llegare hasta donde haga falta, hasta el ultimo aliento, y se que ganare mi ultima batalla.