martes, 9 de febrero de 2010

Sendas Ocultas












Fuerzo mi vista para poder encontrar la llave perdida de mis pensamientos, trazo figuras en el aire y con la ayuda de mi imaginación forman los desiertos que voy dejando atrás.

Lagunas de ilusiones me guían, como una perfecta brújula la senda que ahora casi imperceptible por la naturaleza se deja ver en el horizonte.

Gigantes arboles de profundas raíces dan sombra a las telarañas que habitan mi abandonado pecho, ya no late con la fuerza de un titan si no con el tictac del tiempo que muere a cada segundo que pasa.

Cierro los ojos, y salgo fuera de mi, vuelo y siento el aire fresco de frente, surco las nubes en busca de ilusión sin saber lo que me deparara el destino.