sábado, 17 de julio de 2010

Agonia












Fuerza lunática que contempla la pasión, pasión que arde en la locura de la penitencia de no estar junto a ti.

Camino descalzo por los valles de cristal, mientras una lluvia de sal estimula mis sentimientos en las fronteras de mi piel.
Heridas profundas por las que ya no mana la sangre que un día me dio la vida y ahora en mi tormento me recuerdan que una vez ame.

Siento la brisa en el borde del acantilado,murallas de piedra que poco a poco van cayendo por la insistencia del mar, agua salada que no cesa en su empeño de llegar a tu corazón.

Ruinas son lo que quedan de mi, sueños y fantasías en mi mente de tiempos mejores, no hay futuro en la esperanza, el murmullo del viento choca contra mi mente y me mantiene alejado de la realidad.

Soy como el invierno, frió y cruel, soy la tempestad que inunda tus ojos de lagrimas, tormenta en el desierto que te asfixia con pequeños granos de arena cegando tu mirada.

Nací muerto y vivo en el purgatorio ala espera de entrar en el infierno, sera mi paraíso....