sábado, 9 de enero de 2010

Laberintos En Mi Cabeza


Trastornado por los años camino sin rumbo fijo, perdido en las tinieblas que me rodean busco mi apreciado descanso en un negro ataúd corroído por el pasar de los tiempos.
Busco el sol que consume el tiempo en pequeñas hogueras, alimentadas por los miedos del pasado retorciéndose en grotescos gemidos de ausencia, giros inesperados que acaban rompiendo algún musculo de mi cuerpo y fracturando mis sueños en mil pesadillas.

Coraza impenetrable, que no deja salir ni entrar ningún sentimiento, frialdad en los gestos premeditados del destino, calculo siniestro con efectividad en los resultados macabros y a la vez satisfactorios de verte derrotado.
Lagrimas negras que enturbian mi mirada y oteando el horizonte de forma borrosa veo formas inexpresivas que confunden mi cerebro, dejándolo aislado de toda humanidad.
Gusanos con un solo ojo recorren desiertos buscando amor y son rechazados con repugnante gesto de asco en la cara.

Transmito veneno por cada letra que escribo, transmito verdad por cada palabra que leo y transmito amor/odio en cada frase que construyo.

6 comentarios:

evyeme dijo...

Cada vez que te leo, no sé si deprimirme o darte un achuchón o montar un botellón para el olvido jajajajaja

Deivix dijo...

Mejor un botellon, pero no para olvidar si no para recordarlo en el futuro como un buen recuerdo.

evyeme dijo...

Venga vale... te haré caso porque eres tú, eh?
Y ya me han dado el recado, no más fotos en el rincón :P

mari_jose_77 dijo...

lo que te dige sigue escribiendo mereze la pena....te lo digo en serio,me gusta mucho...y me encanta leerte.....¡¡¡

mari_jose_77 dijo...

no tengo palabras....me encanta.....¡¡¡

Maite dijo...

Eres un poeta...felicidades,
me alegro mucho de encontrarte en momentos que parecian solitarios y tristes.
Gracias Deivix